Imágenes adjuntas: 1

La Iglesia prepara un documento con mirada al Bicentenario de la Independencia

13 abr 2016

En el marco de la 111º asamblea plenaria de la Conferencia Episcopal, los Obispos trabajaron para redactar un documento que apunte al diálogo y la reconciliación.

Los obispos que participan de la 111º asamblea plenaria de la Conferencia Episcopal Argentina avanzaron hoy en la redacción de un documento sobre el Bicentenario de la Independencia, que incluirá "sugerencias" para el diálogo, la unidad y la reconciliación de los argentinos.

Unos 107 obispos analizaron el borrador del mensaje por los 200 años de la fecha patria en el marco de la segunda jornada de deliberaciones del plenario episcopal que hasta el viernes se desarrollará en la casa de ejercicios El Cenáculo-La Montonera de Pilar.

Fuentes eclesiásticas consultadas por DyN dijeron que el texto está en etapa preliminar y plantea "sugerencias" en pos del diálogo, la unidad y la reconciliación de los argentinos, además de trazar los desafíos políticos y sociales que deberá afrontar el país en los próximos años.

"El documento, de varias páginas y un análisis histórico-político y social profundo, todavía está inconcluso y es poco probable que se difunda el viernes al término de las deliberaciones. Tal vez busquemos una fecha más oportuna", dijo uno de los obispos participantes. La fuente episcopal precisó que en el futuro documento se reflexiona sobre problemáticas "complejas" como las nuevas esclavitudes del narcotráfico, las drogas y la explotación laboral.

"El texto plantea temas de preocupación pastoral en materia de reforma política, federalismo, división de poderes, educación y cuidado del medio ambiente como pide el papa Francisco", sostuvo el vocero. Asimismo, adelantó el documento tendrá una "introducción histórica" e concluirá con "un mensaje esperanzador para el pueblo argentino".

El Episcopado inició el lunes su reunión plenaria con la misa presidida por su titular, monseñor José María Arancedo, quien advirtió que la actual situación del país requiere "honestidad y ejemplaridad", fortalecer la "cultura del diálogo y el encuentro" y trabajar por los más pobres.

Los obispos tienen previsto visitar cárceles, centros de recuperación de adictos y hogares de ancianos, discapacitados e indigentes, en el marco del Año de Misericordia convocado por el papa Francisco.

"El Episcopado quiere unirse así a la celebración del Jubileo de la Misericordia a través de un signo de cercanía y comunión con aquellos que más sufren para testimoniar la importancia de ser una Iglesia en salida llevando el amor de Cristo Resucitado", se destacó al presentar el temario.

Fuente y foto: El Intransigente


Suscríbete a nuestro Newsletter



Ingresar en la Cuenta