Imágenes adjuntas: 1

El viejo edificio legislativo albergará un museo y los restos de Alberdi

23 dic 2015

Los restos de Juan Bautista Alberdi, que hoy descansan en la Casa de Gobierno, tendrán un nuevo destino: la antigua sede del Poder Legislativo, flanqueada por el teatro San Martín y por el Casino de la Provincia.

Esta es una de las novedades de la norma sancionada ayer en la Legislatura: por unanimidad, los parlamentarios dispusieron que el inmueble de avenida Sarmiento 650 se convierta en el Museo del Bicentenario. “La Legislatura promoverá, en el marco de los proyectos ejecutivos ya realizados, una adecuación a los fines de construir un monumento destinado a recibir los restos mortales de Alberdi, cuyo traslado se hará efectivo dentro del marco de festejo institucional del Bicentenario de la Independencia”, establece el artículo 3°.    

El mes pasado, el gobernador Juan Manzur había manifestado su acuerdo con que los restos del padre de la Constitución ya no permanecieran en la sede del Poder Ejecutivo, pero para trasladarlos al Cementerio del Oeste. El 21 de noviembre publicó una Carta de Lectores en este diario, en la cual manifestaba su acuerdo con el editorial del día anterior. “Los restos de los difuntos deben yacer en los lugares que como sociedad hemos acostumbrado para ello, esto es, los cementerios. Igualmente, coincido con los criterios de orden práctico que se manifiestan, en cuanto a las dificultades que la actual situación supone para el movimiento de la Casa de Gobierno. Es por ello que pongo en su conocimiento que la presente cuestión ha sido tomada en cuenta y forma parte de las iniciativas que lleva adelante el Directorio del Ente Provincial del Bicentenario. El proyecto tendrá por objeto la construcción y emplazamiento de un monumento que albergará los restos de Alberdi, uno de nuestros próceres nacionales. Actualmente, el proyecto se encuentra en estado de estudio y recepción de sugerencias de alternativas por parte de especialistas para el análisis de posibles espacios físicos y diseños”, indicaba la misiva del mandatario.

Biblioteca pública

El Museo del Bicentenario que se creará en el antiguo edificio legislativo albergará la Biblioteca del Bicentenario, que deberá ser un lugar que fomente la investigación, como un aporte cultural a la Provincia, donde los ciudadanos conozcan la historia de la Declaración de Independencia realizada en el Congreso de Tucumán, a través de documentos, testimonios y objetos.

En cuanto a los contenidos del museo, la norma establece que serán definidos por la Legislatura a partir de convenios y consultas con universidades, ONG y organismos de la Nación, la Provincia y la Municipalidad de la capital. La Cámara se ocupará de la administración de la entidad.

“La Legislatura, como propietaria del inmueble, a través del Colegio de Arquitectos, deberá otorgar participación al Instituto de Historia y Patrimonio de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UNT y a la Comisión Provincial de Patrimonio Cultural, para la refuncionalización del edificio histórico, como medida de resguardo de los valores históricos, arquitectónicos y patrimoniales, y su puesta en valor dentro del Corredor Sarmiento”, fija el artículo 5.

“El edificio donde funcionó la Legislatura durante tanto tiempo es el lugar propicio para llevar adelante esta iniciativa. Fue construido en 1911 por el arquitecto francés Emilio Hugé en sociedad con el arquitecto porteño Vicente Colmegna, junto al ex hotel Savoy y el teatro San Martín, para promover este sector de la ciudad”, fundamenta la iniciativa presentada por el vicepresidente 2° de la Legislatura, Ariel García (UCR), acompañado por la firma de referentes de todas las bancadas: Ramón Santiago Cano y Emiliano Vargas Aignasse (FpV); Claudio Viña (FR); Raúl Albarracín y Rubén Chebaia (UCR); Stella Maris Córdoba (amayismo) y Nancy Bulacio (PT).

De La Recoleta a Tucumán, en 1991

Juan Bautista Alberdi descansa en la Casa de Gobierno desde el 28 de agosto de 1991. Ese día, previo al 181° aniversario del nacimiento del autor de “Las Bases”, sus restos arribaron desde Buenos Aires (estaban en el cementerio de La Recoleta). Fueron acompañados por el entonces presidente de la Nación, Carlos Menem.

Fuente: La Gaceta


Suscríbete a nuestro Newsletter



Ingresar en la Cuenta